Somorrostro


somorrostro_02Características
· Características
– Eslora: 24
– Manga: 4,9
– Desplazamiento: 86 Tons.
– Velocidad: 9 nudos
– Tripulación: 22 Hombres

Armamento
– 2 cañones rayados de 12 cm.

Notas
– Escala: 1:200
– Fecha de Construcción maqueta: Octubre 2003
– capacidad de las carboneras 10 toneladas, equipado con una máquina de 20 caballos nominales y 80 efectivos

História

LOS CAÑONEROS ESPAÑOLES EN LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX.
España, en la segunda mitad del siglo XIX, necesitaba un buen número de cañoneros, para poder hacer frente a las necesidades de nuestras colonias de Filipinas y de las Antillas, en su lucha contra el filibusterismo y la insurrección. Para ello, dado que si se construían en España, al tratarse de buques pequeños, comportaba considerables dificultades su traslado a las mismas, se contrató con astilleros extranjeros la mayor parte de los mismos.
Podemos hacer un conciso resumen de los adquiridos para nuestras colonias, primero Filipinas, y después Cuba
– Cañoneros clase “Mindanao” (8 unidades), construidos en Gran Bretaña, y montados en Hong Kong, con un desplazamiento de entre 73 y 83 toneladas, 28 m. de eslora , una máquina de vapor de 30 caballos de potencia nominales, y una dotación de 36 hombres. Estaban armados con un cañón de 16 cm. a proa, y otro de 8 cm a popa.
– Cañoneros clase “Balusan”, (9 unidades), construidos como los anteriores entre 1862 y 1871 en Gran Bretaña, y montados en Hong Kong, con un desplazamiento de entre 39 y 53 toneladas y una máquina de 20 caballos de potencia. Armados con un cañón de 12 cm. a proa.
-Cañonero “Callao”, construido en Cavite , de 60 toneladas construido en 1873, con una máquina de 24 caballos y armados con un cañón de 12 cm. a proa.

En cuanto a los cañoneros destinados al apostadero de las Antillas, mencionaremos primero a la serie de 30 unidades de la clase “Ericson”, adquirida a Estados Unidos entre 1869 y 1870. Con un desplazamiento de 139 toneladas, tenían una máquina de vapor de 40 caballos, y estaban armados con un cañón Parrot de 13 cm. montado en una plataforma giratoria a proa. Esta serie dio muy mal resultado, de casco de madera, y fondo plano, resultaban bastante inestables en el mar, y la velocidad que podían alcanzar, era tan limitada, entre 8 y 9 nudos, que les impedía alcanzar a las pequeñas embarcaciones enemigas, más rápidas.
-. También fueron destinados a la Habana, el “Cuba Española” de 1870 , con 225 toneladas , armado con un Parrot de 13 cm. , y el “Fradera”, de 97 toneladas , construido en 1870, y armado con 2 cañones de 12 cm.
-Todos éstos cañoneros, llevaban también además de la máquina de vapor, un aparejo vélico complementario, diferente según las clases, prestando modestos servicios, principalmente por su escasa velocidad, pues ninguno de ellos superaba los 9 nudos,
Todos los supervivientes tras sus años de servicios, tras la guerra hispano-norteamericana de 1898, fueron dados de baja en las Listas de la Armada.

En cuanto a los que prestaron servicios en la península, podemos citar las 3 unidades de la clase “Pilar”, construidos en 1881, con casco de hierro, de 216 toneladas , máquina de 240 caballos ,y armados con un cañón de 12 cm y una ametralladora de 25 mm.
-El “Prueba”, de 125 toneladas, antiguo buque contrabandista, convertido en cañonero en 1875, con un armamento de un cañón de 16cm. y otro de 8 cm. Todos ellos, también construidos con aparejo vélico complementario.
– Cañoneros clase “Cocodrilo”, 3 unidades construídas en España entre 1874 y 1875, de 220 toneladas, con 34 m. de eslora , una máquina de 50 caballos, una tripulación de 44 hombres y armados con un cañón de 16 cm. -Por último hay que citar los 10 de la clase “Somorrostro “ que nos ocupa , construidos en Tolón (Francia), y que eran los únicos que no incorporaban aparejo de velas por estar destinados a vigilancia fluvial.

CAÑONEROS TIPO “SOMORROSTRO”
Con el fin de apoyar las operaciones del ejército sobre las costas en poder de los carlistas, se contrató el 27 de septiembre de 1874 en los astilleros de Tolón (Francia), la construcción de 10 pequeños cañoneros con casco de hierro, fuertemente armados con dos cañones de 12 cm. instalados en una torreta giratoria a proa del buque, al estilo de los monitores.
Tres meses después se entregaba el primero de la serie, el Somorrostro. Los llamados Segura, Tajo, Turia y Arlanza, fueron incorporados a las Fuerzas Navales del Norte para la defensa de los ríos Nervión y Bidasoa, prestando servicio en los mismos durante 10 meses, hasta terminar la campaña carlista, pasando posteriormente a prestar servicio como simples cañoneros guardacostas a lo largo del litoral español , y afectos a las diferentes Comandancias de Marina. Estos cuatro cañoneros destinados en el Norte, para evitar los problemas de una larga travesía, y ganar tiempo por la urgencia de su empleo, llegaron hasta el Atlántico a través del sistema francés de canales navegables .
En cuanto a los otros seis, fueron destinados a las Fuerzas Navales del Ebro, y destinados a defender la desembocadura del mismo.
Todos ellos fueron dados progresivamente de baja, empezando por el Somorrostro en 1895, y terminando con el Bidasoa y el Toledo, que fueron excluidos por inútiles en 1898 En cuanto al Tajo, naufragó en aguas de Pasajes en 1895.
Estos buques, dado el cometido que tenían asignado, no tenían arboladura, tan sólo un mástil para señales. Su acusado espolón que evidenciaba su país de procedencia, servía principalmente de caja de aire que contribuía a soportar el peso de la torre y artillería, y que, en caso de necesidad se podía llenar de agua, y ayudar a efectuar la puntería por depresión. La torre era de plancha de acero, y podía girar con la ayuda de dos hombres y un sencillo mecanismo. La cocina, era también de plancha, y la caseta del timonel también estaba blindada contra fuego de fusilería.
La obra muerta se podía abatir por medio de bisagras, formando un reducto protector para la marinería.