San Felipe


sanfelipe_01

Características
– Eslora: 60 m.
– Manga: 14 m.
– Calado: 6.5 m.
– Desplazamiento: 1.820 Tons.
– Tripulación: 684 hombres.

Armamento
– 1ª Bateria de 30 cañones de 32 lbs.
– 2ª Bateria de 32 cañones de 24 lbs.
– 3ª Bateria de 32 cañones de 18 lbs.
– 4ª Bateria de 14 cañones de 18 lbs.
– Cuatro cañones en caza y otros cuatro en retirada.

Notas
– Escala: 1:100
– Fecha de Construcción maqueta: 1978

Historia
Según Attilio Cucari, en su libro “Veleros de todo el mundo”, dice de éste buque que fue botado en los astilleros de La Coruña en 1693, y desmantelado en 1737, no participando en ninguna acción bélica.
En cuanto a sus características da las siguientes: Eslora 60m. manga 14m. calado 6.5m. desplazamiento 1820 tons.
Tripulación 684 hombres, con una artillería de:
30 cañones de 32 lbs en la primera batería
32 cañones de 24 lbs en la segunda batería
32 cañones de 18 lbs en la tercera batería
14 cañones de 18 lbs. En alcazar y castillo
cuatro cañones en caza y otros cuatro en retirada

Asimismo, da una descripción genérica de la construcción del casco, espesor de los tablones, grueso de las maromas, etc., pero ninguna referencia histórica.
De dicho navío, en la época de la posguerra, se vendían unos planos, de aceptable calidad para su época, que obran en mi poder, comercializados por “Casa Reyna” de Madrid, en los que se le daba el nombre de “Santísima Trinidad”.
Posteriormente, el modelista naval italiano Vincenzo Lusci, comercializó unos planos del mismo buque, de mejor calidad que los anteriores , bajo el epígrafe de “San Felipe, navío español de 1690”, planos que todavía se comercializan, a una escala de 1:100, que son con los que realicé la maqueta en 1978.
Los pabellones que lucen los buques en los dos planos no se corresponden con la realidad, dado que debían llevar el de los Austrias.
De éste buque , existe una interpretación en pintura de un navío de tres puentes de finales del Siglo XVII, en manos de una colección privada de Madrid
Tras leer un artículo en el nº 27 de la revista “Barcos”, me interesé por el asunto, dado que su aspecto no parecía corresponderse con la época, y manifestar su autor dudas sobre su existencia..
En 1691, Francisco A. Garrote, Capitán de Mar y de Guerra de la Real Armada, en su obra “Fábrica de baxeles españoles”, pretende poner un poco de orden en la construcción y clasificación de los buques en España.
A tal efecto, clasifica los buques en 6 órdenes, según sus dimensiones y armamento. El 6º Orden, el de los mayores buques, los llama Galeones Reales, les da una eslora de 82 codos de ribera (47 m,) y un tonelaje de hasta 1371 tons. En cuanto a su artillería, les adjudica 32 cañones de 36 lbs. en la batería baja, 32 de 24 lbs. En la segunda batería, y 26 de 16 lbs. en castíllo y alcázar. En total 90 cañones.
(Vemos que no existe 3ª batería).
Otro gran constructor de navíos, Antonio Gaztañeta, en 1713, (23 años más tarde que la botadura del San Felipe), presenta un plan de construcción de Navíos de 50, 60, 70 y 80 cañones. Este último, de 80 cañones, tenía una eslora máxima de 87 codos de ribera (50 m.), con un tonelaje de 1534 toneladas, con dos andanas de artillería, y piezas en castillo y alcázar.
Vemos que en ésta época, 1713, los buques españoles todavía tenían solamente 2 baterías, y un número de cañones sensiblemente inferior (30 de 24 lbs. 30 de 18 lbs. y 20 de 8 lbs. en castillo y alcázar.).
En ésta época, cuando los navíos españoles portaba 60 u 80 cañones como máximo, los británicos y los franceses ya los construían de 80 y 100 piezas.
Por otro lado, comprobamos que en el año 1731, es botado en los astilleros de Guarnizo (Santander), un navío con el nombre de “Real Felipe” (el tercer buque con dicho nombre), cuyo aspecto es bastante similar al que nos ocupa, pero que no lleva tormentín, y que según consta, fue el primer navío de 3 puentes, construído para la Real Armada, portando 114 cañones.
Según lo expuesto, cabe dudar que 40 años antes, se pudieran construir éste tipo de navíos, cuando ni las atarazanas ni los ingenieros navales estaban capacitados para ello, ni tampoco las ordenanzas vigentes tanto de Garrote, como de Gaztañeta, lo preveían.
Analizando los datos anteriores, y dado que no he encontrado ningún documento que haga mención a un “San Felipe”, en ésa época y con esas características, pienso que debe tratarse bien de un buque, que tan sólo quedó en proyecto y nunca llegó a construirse, o que alguien diseñó los planos basándose en otros parecidos.
En la presente maqueta, construída a Escala 1:100 en 1978, (es una de las primeras maquetas que realicé, aunque posteriormente en el 2000, le reformé la zona del espejo de popa, y parte de las decoraciones de proa) , puede apreciarse, cómo ante la imposibilidad entonces de obtener vigotas y motones, éstos han sido simulados y sustituidos por arandelas de cartón.