Nave Normanda


navenormanda_04Características
– Eslora: 20 m
– Manga: 7 m

Notas
– Escala: 1:100
– Fecha de Construcción maqueta: Junio 2000

Historia
Estos buques que dominaron los mares durante casi cuatro siglos, tenían tanto la proa como la popa iguales, ( también se llamaban buques de dos rodas), terminando ambas en punta.
Se construían por el sistema de tablas superpuestas, o de “Tingladillo”, típicos en las construcciones navales nórdicas (también las naves vikingas se construían con dicho sistema).
Tenían uno o dos puentes, en forma de castillo sobre popa y proa, que no formaban parte de la estructura del casco, que sobresalían del mismo, y estaban sujetos a él, mediante fuertes columnas. Estos castillos, a veces almenados, servían de protección a los tripulantes del barco, tanto en caso de ataque, como de defensa contra buques enemigos.
Una amplia escotilla, daba acceso a la bodega, donde incluso podían alojarse caballos. El sistema de gobierno se realizaba mediante dos grandes remos o “espadillas”, situados en la popa, a banda y banda, de manera que el timonel pudiera maniobrar con ellos.
Su aparejo estaba formado por uno no dos mástiles, con una gran vela cuadra cada uno. Esta vela, casi sin evolución, duró hasta casi el final de la Edad Media. El mástil delantero, estaba inclinado hacia proa, y el otro vertical. También llevaban un cierto número de remos, que se podían sacar por cada costado, para mejorar la propulsión.
En los extremos de los mástiles, existía una cofa, para observación y defensa, desde donde los arqueros, podían lanzar flechas protegidos
El puente estaba sostenido por maderos transversales (baos), que iban de babor a estribor, y sobresalían del armazón de la nave.
Este tipo de buque, llamado coca, fue evolucionando en cubierta y castillos, y daría finalmente lugar a la Carraca.