Blücher


blucher 01
Características

– Eslora: 161,8
– Manga: 24,5
– Calado: 8,8
– Desplazamiento: 17,000
– Potencia: 43,800
– Velocidad: 25 nudos
– Tripulación: 1,042 personas, de las que 40 eran oficiales.

Notas
– Escala: 1:200
– Fecha de Construcción maqueta: Marzo 2008

Generalidades
Cuando los británicos pusieron las quillas a la clase Invencible, los germanos pensaron que se trataba de una nueva serie de cruceros acorazados como los anteriores Defence, armados con 8 o 10 piezas del 233 mm., por lo que colocaron la quilla del Blücher, armado con 12 piezas del 210 mm., que aunque de inferior calibre, eran superiores a las británicas, con una robustez, y una capacidad de absorber impactos, que le permitiera encajar bien los disparos de buques similares enemigos. Pero lo que los británicos estaban construyendo, eran cruceros de batalla, superiores en velocidad y armamento a los cruceros acorazados, pues estaban armados con 8 cañones del 305 mm. Advertidos tarde de su error, los alemanes pusieron quilla al Von der Tan, el primero de sus cruceros de batalla, armado con piezas del 280 mm, que podía compararse en efectividad al 305 británico. El Blücher, fue el último crucero acorazado, y aunque usó el armamento monocalibre, copiando al Dreadnoughtg, no podía compararse de ninguna manera a los cruceros de batalla, pues como ejemplo, su andanada era de 1.000 kg, mientras que la de los Invencible, era de 2.300 kg. A pesar de ser un excelente buque, nació anticuado, y fue el último buque de su clase.
Construído en los astilleros Blöm und Voos de Hamburgo, fue botado el 11-4-08, y alistado un año después. Poseía un esbelto casco, sin apenas arrufo, con un estrecho castillo que llegaba hasta media eslora, en el que se asentaba el puente de mando, y dos grandes chimeneas redondas. También llevaba dos altos mástiles sencillos, siéndole más adelante, modificado el de proa por un trípode en el que se instalaron cofas militares.
Fue el primer navío alemán dotado de dirección de tiro , y de telémetro estroboscópico.
Sus calderas que proporcionaban 43.800 h.p., accionaban tres hélices cuadripalas, de las que la del centro con un diámetro de 5,4 m. y las dos laterales de 5,6 m. de diámetro. Un timón semicompensado y dos quillas de balance completaban la obra viva, en donde también se encontraban 4 tubos lanzatorpedos.

blucher-14Artilleria
La artillería de éste buque, tanto la de grueso calibre como la mediano y pequeño, era la misma que la de sus antecesores Scharnhorst, pero con la longitud de los tubos aumentada en 5 calibres más.
La artillería de grueso calibre estaba formada por 12 piezas del 210/45 (8,27”), SKL 45 modelo 1905, y puesta en servicio en 1909. El peso del cañón era de 13.000 kg, y su longitud era de 9,45 m. Su cadencia de disparo era de 4-5 d.p.m. y disparaba munición separada con una longitud del proyectil entre 61 y 90 cm, según tipo, siendo el peso del obús de 113,5 kg.
El ángulo de elevación de las torres era de 30º, y su alcance máximo de 19.100 m.
Estas piezas de 45 calibres sólo se utilizaron en el Blücher y en artillería de costa, donde con un ángulo de 45º, alcanzaban los 29.000 metros. Su ángulo de depresión era de -5º, y el ángulo de giro de las torres de proa y popa de 300º.

La artillería de mediano calibre estaba formada por 8 piezas de 150/45 (5,9”), SKL45, modelo 1906 y entradas en servicio en 1908, situadas en casamatas en las bandas del buque, cuatro por banda.
El peso del cañón era de 5.730 kg, con una longitud total de 6,7 m. y tenían una cadencia de disparo de 5-7 d.p.m. El peso del proyectil era de 45 kg, de los que 4 correspondían a la carga explosiva, siendo la longitud del proyectil de 61 cm. Disparaba munición separada, con una carga propelente de 13 kg, y un peso total de la vaina de 22 kg. La vida media del arma de 1.400 disparos, y la dotación de 165 disparos por caña. Su ángulo de elevación variaba entre -7º y 20º, con un alcance máximo de 14.900 metros. Estaban instalados en montajes sencillos sobre pedestal, con un peso total de 15.770 kg. siendo su operación únicamente manual. Su campo de tiro abarcaba 300º.

Por último, su artillería contratorpedera, estaba formada por 16 piezas del 8.8/45 (3,4”), SKL 45 modelo 1913. El peso del cañón era de 2.500 kg, y su longitud 4 m. disparando munición fija (vaina y proyectil unidos), con una cadencia de hasta 15 d.p.m.
El peso del proyectil era entre 9 y 10 kg. según el tipo, con una longitud total de 38 cm. La vida media de la caña era de 7.000 disparos, y la dotación por cada caña de 200 proyectiles. Su alcance máximo con elevación de 25º era de 10.700 m. y su ángulo de elevación entre -10 y 25º. Su montaje era simple protegido por en escudo envolvente, y su operación sólo manual.

También portaba 4 tubos lanzatorpedos subacuáticos de 45 cm. de diámetro, mod. 1903, con una longitud del torpedo de 5,15 m. y un peso de 660 kg, de los que 176 correspondían a la carga explosiva de T.N.T., y que podían alcanzar una velocidad entre 26 y 31 nudos y un alcance máximo de 3.000 m.

Historia
Desde su entrada en servicio, el Blücher desempeñó la misión de buque insignia de las Fuerzas de Exploración, y de 1911 a 1914, se empleó para ensayos de técnica de artillería.
Durante las maniobras de 1911, su puntería se acreditó como excepcional, cuando marchando a 21 nudos, a la tercera salva, alcanzó un blanco que se movía a 18 nudos, a una distancia de 13.000 metros.
El 30 de mayo de 1913, varó y tuvo que ser remolcado a Kiel para reparar los dos desgarrones sufridos, uno de 50 m. a estribor, y otro de 80 m. a babor, que afectaron a 40 cuadernas y provocó otros daños internos, volviendo al servicio seis meses más tarde, aprovechando su estancia en astilleros, para cambiarle su palo trinquete, por un trípode con cofa, donde se alojaba el telémetro principal, siendo el primero de éste tipo en la Armada Imperial.
Al comienzo de la primera Guerra Mundial, fue enviado al Báltico. Los alemanes trataron de atraer a los acorazados rusos a su propia escuadra de siete acorazados tipo Wittelbach, pero no dio resultado, limitándose a un intercambio de disparos con los rusos Bajan y Pallada a 15.000m.
A la llegada del invierno, y para evitar quedar bloqueado por los hielos en el Golfo de Finlandia, fue retirado y pasó a operar en el Mar del Norte con los cruceros de batalla del Primer Grupo de Exploración. Junto a los cruceros de batalla Seydlitz, Moltke y Von Der Tann, participó en el bombardeo de Yarmouth el 2 y el 3 de noviembre, sin novedad.
El 15 de diciembre, se repite la operación, pero ésta vez los británicos estaban alerta, siendo el Blücher alcanzado por la artillería de costa con un impacto que le destruyó dos piezas de 88 mm. de popa. En total se hicieron contra él 33 disparos siendo alcanzado 6 veces con un resultado de nueve muertos.
A las 17,45 del 23 de enero de 1915, junto a 4 cruceros de batalla, 4 cruceros ligeros y 19 destructores, sale del estuario del Jade para una operación el Dogger Bank. El Alto Mando alemán ignoraba que sus códigos secretos eran descifrados por los británicos que los consiguieron de los rusos al capturar éstos al crucero Magdeburg, que tras embarrancar en el Báltico, fue asaltado por los soviéticos, antes de que pudieran deshacerse de todos los documentos, entre ellos la clave de cifrado, de la que enviaron una copia a los británicos, por lo que concentraron a la espera 7 cruceros de batalla, 7 cruceros ligeros y 24 destructores en la mañana del día 24.

blucher-11A las 7,15 horas del día 24, el crucero británico Aurora y el Undaubted, avistan al alemán Kolberg, desarrollándose un intercambio de disparos, que aunque apenas ocasionaron daños, sí hizo que los fogonazos fueran vistos por el Southamptom, quien a su vez informó a la flota, que se dirigió rápidamente en dirección a la flota alemana.
Hipper, al creer que las fuerzas enemigas no eran poderosas, pues sólo habían sido avistados media docena de cruceros, continuó con el rumbo previsto, pero poco después el crucero Stralsund, comunica el avistamiento de ocho grandes buques, por lo que ordena invertir el rumbo navegando a 15 nudos al tiempo que pide ayuda a la Hochseeflotte, para proteger su retirada dejando al Blücher en la retaguardia para mantener a raya a los contratorpederos británicos. Los alemanes aumentan la velocidad a 21 nudos.
Beatty, aumenta la velocidad primero a 26 nudos, y después a 29 nudos, aún sabiendo que el resto de sus buques no podían igualar en velocidad a sus cruceros de batalla.
A las 8,25, sus torres de popa del Blücher abren fuego contra los destructores ingleses que ya estaban a la vista. Mientras, el almirante Beatty, se acercaba a toda máquina con sus cruceros de batalla, y a las 8,52, su buque insignia el Lion, disparaba la primera salva contra el Blücher desde 20.000m. A las 9,00 ya disparaba el Tiger, y siete minutos más tarde el New Zealand. Mientras, los cruceros de batalla alemanes, disparaban también contra los británicos, pero la densa humareda de los cruceros de batalla británicos lanzados a toda velocidad dificultaba considerablemente el tiro.
En una confusa “melée”, a las 9,43, un disparo del calibre 343mm del Lion, alcanza al Seydlitz. El proyectil de 567 kg de peso, atraviesa la cubierta y la coraza de la barbeta de popa, provocando el incendio de las cargas, y la explosión de un pañol de municiones, que inutiliza la torre superior. Ardieron seis toneladas de pólvora, y murieron 159 marineros. A pesar de que los daños eran gravísimos y el Seydlitz no podía usar las torres de popa de grueso calibre, fue salvado gracias al heroísmo de un suboficial que consiguió mover el volante que accionaba las válvulas de inundación, que se hallaba al rojo vivo, sufriendo gravísimas quemaduras.
El Lion, buque insignia británico, que iba en cabeza resultó el más dañado de todos pues todos los buques alemanes concentraron su fuego en él. Es alcanzado por un proyectil de 305 mm que tras atravesar el pañol de municiones, afortunadamente no explota, aunque 9 minutos más tarde otro proyectil impacta en una torre proel inutilizándola temporalmente. Durante la confusión del combate, el Lion es alcanzado por un proyectil de grueso calibre del Seydlitz, que a pesar de estar gravemente averiado seguía disparando con las torres de proa, y, por dos proyectiles del Derfflinger, recibiendo a las 10,40 tres impactos más que le causan un incendio en un pañol que puede ser sofocado.
En cuanto al Blücher, a las 9,10, sufre el primer impacto de un proyectil del 305 mm de 384 kg. Dado que la artillería del Blücher era de menor alcance, tuvo que esperar hasta las 9,18 para empezar a abrir fuego. A las 10,30, los buques británicos acortan distancias, y un proyectil del New Zealand cae entre las torres laterales, incendiando 40 cargas dentro del pañol. Las llamas penetran por los conductos de suministro y por los montacargas llegando a las torres. Una explosión espantosa bloquea las comunicaciones internas y el timón, derriba las chimeneas, incendia todo el sector central y destruye la T.S.H. Mediante banderas, el Blücher informa a su insignia: “Todas las máquinas inutilizadas”, La formación alemana continúa su marcha, pero el Blücher sólo podía alcanzar los 17 nudos, y pronto queda rezagado y sometido al fuego enemigo.
Los cruceros de batalla de Beatty se colocan a 6.000 m del Blücher, cuando intentaba escapar hacia el Norte muy escorado. Los proyectiles a tan corta distancia, llegan casi horizontales, barriendo las cubiertas y perforando los costados, siendo alcanzado por unos 70 proyectiles; sin embargo aún consigue rechazar dos ataques de una flotilla de destructores. El crucero Aurora, le alcanza con dos torpedos, otros buques le alcanzan con cinco más, y a las 13,13h, da la vuelta y se hunde, arrastrando a 792 tripulantes. Los ingleses salvaron 234 supervivientes, 45 de ellos heridos de los que murieron 21. Uno de éstos últimos, fue el comandante del buque, Erdmann, a quien los británicos sepultaron con todos los honores.

Beatty que había seguido la acción desde el puente de mando del Lion, debido a su mal estado y tener los motores de babor averiados, se traslada al Princess Royal , donde iza su enseña, pero tras una breve tentativa de reanudar la persecución, ordena suspender la misma, concluyendo así el encuentro del que los dos salieron beneficiados, pues aunque los alemanes perdieron al ya anticuado Blücher, pudieron salvar el resto de los cruceros de batalla, que dada la supremacía de los británicos podían haber sido destruídos en combate. En cuanto a los británicos, aunque hundieron el crucero acorazado alemán, no explotaron su manifiesta superioridad para acabar con el resto de la flota.
La Historia Oficial Británica de las operaciones navales en la Primera Guerra Mundial, elogió la conducta del Blücher por su disciplina valor y espíritu de lucha, calificándolas de “rara vez sobrepasadas”, siendo éste el fin del último y sin duda el mejor de los cruceros acorazados.