Almirante Valdés


valdes_01Características
– Eslora: 114,6
– Manga: 12,04
– Calado: 3,96
– Desplazamiento: 3.050 Tons.
– Potencia: 60,000 H.P
– Velocidad: 37 nudos
– Tripulación: 24 oficiales y 300 suboficiales y marineros.

Armamento
– 5 cañones de 127/38 bivalentes
– 6 cañones de 40/56 aa.
– 12 cañones de 20/70 aa.
– 10 tubos lanzatorpedos de 533 mm.
– 6 lanzacargas de profundidad y dos varaderos

Notas
– Escala: 1:200
– Fecha de Construcción maqueta: 2003
– La presente maqueta, se puede datar atendiendo a su armamento y mástil, a primeros de los años sesenta. Está construída en madera de pino macizo.

Historia
La numerosa clase de destructores de la U.S. NAVY, Clase “Fletcher”, tiene su origen en 1942, como reacción a los grandes destructores construídos por los japoneses, algunos de casi 4000 toneladas de desplazamiento, ya que Japón no suscribió el Tratado de Londres de 1930, que limitaba el desplazamiento de los buques de guerra. Por ello, se concibió un nuevo tipo de grandes destructores, con superior armamento y desplazamiento a los de las clases anteriores. El nuevo proyecto, fue ultimado en breve tiempo, y antes de que Estados Unidos entrase en guerra, encargó la construcción de 24 unidades, a la que siguió otro encargo de otras 100, tras el ataque japonés a Pearl Harbour. Los primeros 30 entraron en servicio en 1942, otros 67 en 1943, y los restantes en los años 1944-45.
El total de unidades construídas, fue de 175, de los cuales se perdieron 19 durante la guerra, principalmente a manos de los kamikazes japoneses durante la Batalla del Pacífico, ( Okinawa, Iwo Jima, Marianas, etc. etc.).
valdes_09Otros 6, quedaron tan dañados, que fueron desguazados tras el conflicto. Los 150 supervivientes, quedaron en la Flota de Reserva, hasta el estallido de la Guerra de Corea, que obligó a reactivar un buen número de ellos. El último “Fletcher” en causar baja en la US NAVY, fue el “Rooks”, botado en Seattle en 1944, y que causó baja en1972.
Durante la posguerra, un buen número de unidades, sufrieron numerosas modificaciones, como las 38 transformadas en destructores de escolta, con armamento antisubmarino reforzado, o los 39 cuyo armamento antiaéreo secundario quedó formado por 6 cañones del 76.2/50 bivalentes, usándose también algunas unidades en cometidos experimentales. Algunos, incluso llegaron a montar helicópteros para la lucha antisubmarina, quedando su artillería reducida a 2 piezas de 127, y 4 de 76/50.
En los años 50, fueron transferidos a quince países de todo el mundo, un total de 53 unidades.
España, en virtud del Convenio de 1953, de Defensa y Ayuda Mutua, con Estados Unidos , obtuvo en arriendo 5 unidades, por un período de 5 años, renovables de mutuo acuerdo. La primera de ellas, le fue entregada en 1965, y la última en 1960. El coste de reactivación de los mismos, fue de unos 2 millones de pesetas de 1956 por unidad.
En 1972, los llamados “5 Latinos”, en alusión a un conjunto musical muy popular en la época, fueron adquiridos en propiedad a la US. NAVY, a un precio simbólico, cifrado en su valor de desguace, dada la nula utilidad que éstos tenían ya para la marina americana.
Para construir ésta gran cantidad de buques, en tan poco tiempo, se otorgó la construcción de la primera serie, a 8 astilleros privados y 3 Arsenales, y la segunda serie a 7 astilleros privados y 2 Arsenales. Ello ocasionó, que entre los mismos, hubieran algunas ligeras diferencias en las superestructuras. Así por ejemplo las primeras unidades tenían el puente redondo, que fue transformado en cuadrado en las posteriores, más rápido de construcción, o la dirección de tiro que iba sobre un pedestal, y que posteriormente se colocó directamente sobre el puente, entre otras.
Los buques cedidos a España, fueron el “Capps”, que tomó el nombre de “Lepanto”, con el numeral D 21. El “David W.Taylor”, que tomó el nombre de “Almirante Ferrandiz”, y numeral D 22. El “Converse”, que tomó el nombre de “Almirante Valdés” con numeral D 23. El “Jarvis”, que pasó a llamarse “Alcalá Galiano”, con numeral D24, y el “ Mac Gowan”, que se llamó ”Jorge Juan” con numeral D 25. A la hora de asignar nombres a éstos buques, se decidió por darle los nombres de los de la clase Churruca, construídos en españa antes de la Guerra Civil, a los que venían a sustituir. Los numerales de la serie “20”, les fueron asignados en 1961.
Estos destructores, que fueron conocidos como tipo “Lepanto”, o como “Serie 20”, por sus numerales, constituyeron en su época, la unidad más moderna y eficaz de la Armada Española, pasando a formar la 21 Escuadrilla de Destructores, basada siempre en Cartagena (Murcia).
En cuanto al armamento de los “5 Latinos”, habían diferencias entre ellos. La pareja formada por el Lepanto y el Almirante Ferrándiz, tenía el armamento propio de la 2º Guerra Mundial con los 5 montajes originales de 127/38 , 3 montajes dobles del 40/60, 6 montajes sencillos del 20/70, aunque inicialmente en el Lepanto , estos montajes fueron dobles, un montaje quintuple de t.l.t. de 533 mm.( si bien a mediados de los años 60 ya carecían de él), dos canastas para torpedos buscadores MK 32, 2 erizos, 6 morteros lanzacargas, y dos varaderos. La única diferencia entre éstas dos unidades, es que el Ferrandiz, llevaba dos proyectores sobre una plataforma en la chimenea popel, de la que carecía el Lepanto.
El Almirante Valdés se diferenciaba de los anteriores en que tenía 4 cañones de 127/38, 6 montajes dobles del 76.2/50, 4 morteros en vez de 6, y un varadero solamente. El puente, era redondo, igual que la pareja Lepanto-Ferrándiz
En cuanto al Alcalá Galiano y Jorge Juan, se diferenciaban del Valdés, por tener un montaje triple de t.l.t. de 533 mm. en vez de quíntuple. En cuanto al puente de éstos dos, ya era cuadrado, con una cristalera panorámica.
La electrónica montada en los mismos (radar, sonar…), también variaba de unos a otros.
En 1980, El “Almirante Ferràndiz”, fue destinado a prestar servicio como patrullero de altura en la zona de Canarias, hasta tanto no fuesen entregados los nuevos patrulleros de altura para la Fuerza de Vigilancia Marítima (FUVIMAR), que se estaban demorando en su entrega, y en 1983, los Lepanto y Jorge Juan, a la zona marítima del Cantábrico, y el Alcalá Galiano a la del Estrecho, permaneciendo en Cartagena sólo el A. Valdés.
Con el alistamiento de las nuevas fragatas de la Clase Santa María, del tipo americano Oliver Hazard Perry, empezaron los Fletcher españoles a ser retirados del servicio, comenzando por el Lepanto, que causo baja el 31-12-85, y finalizando con el Jorge Juan, que lo hizo el 15-11-88, siendo desarmados todos ellos en el Arsenal de El Ferrol, como antesala a su subasta para desguace.
Las más de cuatro décadas de vida de los Fletcher, son un excelente tributo, tanto a su construcción como a su mantenimiento durante su larga vida en la Armada, dando pruebas de poseer unas magníficas condiciones marineras, respondiendo óptimamente a las exigencias bélicas.

Descripción del Buque:

valdes_04Casco y Aparato Motor
Presentaba una línea muy lanzada, con un ligero arrufo a proa. Ésta era recta, con poca inclinación y sin bulbo. La popa era redondeada y amplia.
Por primera vez desde la primera guerra mundial, éstos destructores adoptaron el casco “flush deck” (cubierta corrida), eliminándose completamente los ojos de buey, lo que permitió incrementar la robustez del casco, y eliminar posibles vías de agua.
El casco, en el que se empleó la soldadura eléctrica completa, tenía 210 cuadernas, separadas entre sí 533 mm, y estaba dividido en numerosos compartimentos estancos para disminuir riesgos en el combate.
Hacia el combés, se elevaba sobre cubierta una ligera toldilla, que empalmaba con los costados , en la que se instalaban las dos chimeneas, y los montajes de t.l.t. Una toldilla más estrecha, se elevaba en la zona centro proel, donde se hallaba la torre sobreelevada de 127mm. y la dirección de tiro sobre el puente, así como el único palo. (Posteriormente se les cambió por un trípode para poder aumentar su electrónica).
Hacia popa, se encontraba otra toldilla similar a la proel, con las otras torres de 127.
En cuanto a su aparato motor, se utilizaron dos turbinas Westinghouse, con una potencia de proyecto de 60.000 H.P., siendo el vapor proporcionado por 4 calderas de tubos de agua. Las turbinas actuaban sobre dos ejes con hélices tripalas, que debían proporcionar una velocidad máxima de 38 nudos, aunque lo cierto es que nunca sobrepasaron los 37. La autonomía no era muy elevada, ya que estaban diseñados para ser abastecidos en alta mar.

Armamento
Su característica principal , fue su extraordinaria capacidad de fuego antiaéreo, ya que entre sus funciones estaba la de escolta antiaérea de unidades mayores, por lo que para su artillería principal se escogió el magnífico cañón bivalente de 127/38 MK 12 mod. 1934, que demostraría ser uno de los mejores cañones navales norteamericanos, en afuste simple y torre cerrada. Esta pieza, podía tener una cadencia de fuego sostenido de 15 disparos por minuto, podía lanzar proyectiles de 25 kilos a una distancia de 16.000 metros en horizontal y de 11.000 en vertical, con una elevación máxima de 85º, y una depresión de -15º, con una vida media de 4.000 disparos por caña.
Cada montaje sencillo pesaba unas 20,4 tons. , elevándose los proyectiles hasta el montaje, ya preparados para hacer fuego por medio de un ascensor hidráulico, desde la cámara de municionamiento situada bajo el montaje. Los proyectiles podían llevar espoleta de impacto o de proximidad graduable.
Tanto el Valdés como el Jorge Juan y el Alcalá Galiano, llevaban como artillería secundaria 6 cañones de 6 pulgadas (76.2mm.) y 50 calibres de longitud. También eran bivalentes, aunque se diseñaron con la misión principal de defensa antiaérea. Algunos problemas de desarrollo impidieron su entrada en servicio durante la 2º Guerra Mundial, Pero en la posguerra, se instalaron en numerosos buques de la U.S.NAVY, y de marinas extranjeras, como los españoles.
Disparaba proyectiles de 5.9 kgs. Con un alcance máximo de 13.000 m. en horizontal y 9.000 en elevación. Con una capacidad de elevación de 85º éstos montajes dobles pesaban unas 14.5 toneladas con un cargo de munición por pieza de 600 proyectiles con sus correspondientes cargas de munición
La artillería secundaria del Lepando y A. Ferrándiz, se componía como ya hemos dicho de 3 montajes dobles del calibre 40/60, Mod. 1941, dirigidos por predictores Bofors, uno por montaje. El peso de cada montaje era de 5.900 kg. y era manejado por 7 hombres.
Estas piezas iban dispuestas en los mismos emplazamientos que las del 76.2/50 de los otros destructores. De funcionamiento semiautomático, tenían una cadencia de fuego de 150 d.p.m. y caña, y una dotación de 1200 disparos por cañón, dispuesta en cajas de 16 proyectiles.
Su alcance era de 10.150 m. en horizontal y de 6.500 en vertical. En este caso, disparaba munición autodestructiva con espoleta de tiempo. La vida útil del tubo era de 9.500 disparos.
Los montajes podían girar 360º, y tenían una elevación de -15º a 90º, siendo dirigidos manualmente , o por un director de tiro Bofors.
Los montajes “Oerlikon” del 20/70, con puntería local estaban situados dos por banda tras la chimenea popel, y los otros dos en la toldilla.
El Lepanto, a finales de los 50, llevaba 6 montajes dobles MK24 en vez de los sencillos MK10 del Ferrandiz, pero a finales de los 60, los dos tenían 6 piezas sencillas. En los años 70, les fueron desmontados a todos, excepto al Lepando y Ferrándiz, afectos al Servicio de Vigilancia Marítima como patrulleros, que mantuvieron algunos montajes esporádicamente.
El Oerlikon del 20/70, fue un arma usada profusamente en la 2ª Guerra Mundial, tanto en montaje simple como doble, manejada manualmente por dos hombres, disparaba entre 400 y 500 d.p.m. con un ángulo de elevación de hasta 85º, y un alcance de 5.500m. en horizontal y 1.800 en vertical. Disparaba munición autodestructiva de 125 gr. de peso y 28 cm. de longitud.
El armamento torpedero, también era diferente. El Lepanto y Ferrándiz, aunque fueron recibidos con un montaje quíntuple popel de 533 mm. , a principios de los 60 ya carecían de él, si bien sí formaban parte de los otros destructores en montaje triple, excepto en el Valdés que era quíntuple. Los torpedos, tenían una longitud de 7,3 m. y un peso de 1740 kg. , de los que 374 formaban la cabeza de combate, con una carrera que variaba de los 5.500m a 40 nudos a 13.700 m a 26 nudos.
Todos los Fletcher españoles tenían 2 canastas Mk4 para el lanzamiento de torpedos buscadores Mk32. Estos torpedos acústicos buscadores, tenían un diámetro de 482mm, 2.67 m. de longitud y 250 kg. de peso, con una cabeza de combate de 40 kg. y un alcance de 11.000m. a 40 nudos.
El resto del armamento a.s. lo formaban los habituales erizos (2) a ambos lados del puente, y orientados hacia afuera, 3 morteros lanzacargas por banda, que posteriormente les fueron desmontados, y también dos varaderos para cargas de profundidad Mk 6 de 190 kg, de los que 136 eran de explosivos.
En cuanto al equipamiento electrónico, también habían diferencias entre las distintas unidades, sin embargo a principios de los 60, la Armada, decidió unificar los sistemas de radar de los Lepando, colocándoles un mástil en trípode a las unidades que carecían de él, e instalando en el mismo un radar de descubierta aérea SPS 6C, y de superficie SPS 10 más modernos que los que portaban. También se unificaron otros servicios menores , y la identificación IFF amigo-enemigo. Todos estaban provistos de sonar, que difería de unos a otros.
Tal y como se ha comentado, el Lepanto y Almirante Ferrandiz, fueron transferidos con 6 montajes sencillos del 20/70, (En el Lepanto inicialmente eran dobles pero posteriormente le fueron sustituídos por 6 simples), situados dos en la toldilla, y los otros, dos por banda a la altura de la 2º chimenea, los cuales se mantuvieron hasta mediados de los sesenta.
El Jorge Juan y Alcalá Galiano, fueron transferidos sin ellos, mientras el Almirante Valdés, en cambio, no existe constancia de que llevara este tipo de armamento, no obstante, como licencian de autor, me he permitido colocarle dos afustes en la toldilla, a imitación del Lepanto.