Admiral Graff Spee


Graff Spee
Características
– Eslora: 186 m
– Manga: 21.6 m
– Calado: 7.4 m
– Desplazamiento: 16,000 Tons. a p.c.
– Potencia: 52,000 caballos a 2 hélices.
– Velocidad: 28.5 nudos.
– Tripulación: 980 personas.

Armamento
– 6 cañones de 280/54.5
– 8 cañones de 150/55. y 6 cañones de 105/65.
– 8 ametralladoras de 37mm a.p.
– 10 ametralladoras de 20/65 a.p.
– 8 tubos lanzatorpedos de 533mm.
– 1 catapulta con 2 hidros Arado 196

Notas
– Escala: 1:200
– Fecha de Construcción maqueta: 1981

Generalidades
Cuando los viejos acorazados que se les permitió conservar a Alemania tras la 1ª guerra mundial, alcanzaron el límite previsto, (20 años) y tuvieron que reemplazarlos con arreglo a los límites de Tratado de Washington (10.000 tons máx.desplazamiento, y calibre 280 máx.), se desarrolló un proyecto de buque de línea totalmente nuevo, con armamento superior a cualquier crucero, gran autonomía, lograda con el empleo de motores diesel, velocidad superior a cualquier acorazado, hasta entonces y blindaje ligero.

Así se creó una clase de tres buques, clasificados como “Panzerschiff” por los alemanes y, de acorazados de bolsillo por los aliados (Pocket battleship), formada por el “Admiral Graf Spee”, Admiral Scheer”, y “Deutschland”. Este último, posteriormente rebautizado como “Lutzow” por razones políticas.

El casco presentaba un castillo muy largo, que casi alcanzaba la popa y cuyos costados se curvaban hacia dentro a media eslora. La proa, arrufada, era recta con un pequeño bulbo.

Se distinguían por su gran chimenea central y sus superestructuras bajas y extensas, con un gran puente blindado en forma de tronco de pirámide, rematado por la dirección de tiro, a la que se instaló uno de los primeros radares montados en las unidades alemanas, un radiotelémetro FMG 39 GO y os grandes grúas a los lados de la chimenea que facilitaban el movimiento de aviones y botes.

Esta clase, fue reclasificada como cruceros pesados en 1939-1941 y sometida a diversas reformas.

Graff Spee 12Botado en Wilhelmshaven el 30-6-1934, fue alistado el 6-1-1936, con un desplazamiento estandar de 12.000 tn., (16.000 a plena carga), de las que el blindaje , se llevaba un 20%.

Su cintura acorazada, inclinada, tenía un espesor máximo de 80mm., y estaba cerrada por dos mamparos transversales de 40mm., mientras que el blindaje de la cubierta principal era de 45mm.

Las torres de 280mm., tenían una coraza de 140mm., en el frontal, 85 en los laterales, 105 en el techo, y 100 en las barbetas.. En cuanto al puente, tenía un blindaje máximo de 150mm.

La protección subacuática, estaba encomendada a unos bulges de 4m., de anchura, reforzados interiormente con un mamparo longitudinal de 40mm., de espesor.

Propulsión
Por primera vez en las unidades de batalla y, a fin de tener un reducido consumo y una gran autonomía, se le instalaron un grupo de motores diesel, que además, tenían la ventaja de una gran rapidez de recuperación en el cambio de régimen, al no depender de la presión de vapor de las calderas.

Los motores eran ocho MAN de dos tiempos e inyección en bloque, reunidos en dos grupos de cuatro y conectados a los dos ejes. Su potencia era de 54.000 hp. alcanzando en pruebas hasta 28 nudos de velocidad con máxima potencia y 250 r.p.m. de las hélices. Estos motores, permitían velocidades de crucero prohibitivas para los buques de vapor y una autonomía de hasta 19.000 millas

Armamento
Su artillería principal estaba formada por 6 piezas de 280/45.5, mod. 1928, montadas en dos torres triples, una a proa y otra a popa.

Lanzaban un proyectil de 315kg., a 42.500m., con una elevación de 45º, siendo su cadencia de tiro de 2,5 disparos por minuto y caña. Estos cañones tenían unas características excelentes, debido a la gran experiencia de los ingenieros de Krupp con éste calibre.

Graff Spee 05El armamento secundario lo formaban 8 piezas del 150/55, en montajes simples protegidos y dispuestos a los lados de las superestructuras. Estos cañones, mod. 1928, pesaban 9,1tn., de peso cada uno, pudiendo lanzar un proyectil de 43kg., a 23.000m. con una elevación de 35º,y una cadencia de tiro de 10 disparos por minuto y caña.

El armamento antiaéreo en el año 1939, estaba formado por 6 cañones de 105/65, en tres montajes dobles, bien distribuídos. Este modelo de 1932, pesaba 5,9tn., por caña, pudiendo lanzar un proyectil de 15kg. a 15.000m., con una elevación de 44º. Esta escasa elevación, impedía el seguimiento de blancos cercanos.

También incorporaba 8 cañones de 37mm., en montajes dobles, en el castillo, al lado de los telémetros y 10 ametralladoras del 20/65mm.

Dos instalaciones cuádruples de tupos lanzatorpedos, protegidos por un caparacho, se hallaban situadas en popa.

En la parte posterior de la chimenea, montaba una plataforma Heinkel, con dos excelentes hidroaviones Arado Ar-156 monoplanos, cuyas características eran: Envergadura 12,4m., longitud 11m., potencia 970hp., velocidad 193millas/hora alcance 665 millas. Armado con dos cañones de 20mm., y cuatro ametralladoras de 7,9mm. Podía llevar dos bombas de 50 kg. Su misión era de exploración aérea para detectar posibles presas, e intimidarlas con su armamento para que parasen máquinas, mientras, aprovechando el factor sorpresa, con un gancho que remolcaba, arrancaba las antenas de radio para que no pudiesen pedir auxilio y dar su posición.

Actividad
Hasta 1938, fue buque insignia de la Flota Alemana, durante la Guerra Civil Española, opera como parte de la Fuerza de No Intervención, apresando el día 1 de enero al buque republicano “Aragón Juan”, en represalia por el apresamiento días antes del alemán “Palos” por los republicanos.

En 1939 se hace a la mar, para practicar la guerra de corso contra el tráfico comercial y en el mes de agosto, se hallaba apostado en el Atlántico Sur en espera de la ruptura de hostilidades, hundiendo entre el 30-9-1939 al 15-11-1939 seis buques. Se traslada a la zona del Cabo- Madagascar, donde se cobra nuevas víctimas, volviendo de nuevo hacia Sudamérica, con un total de 9 buques hundidos que totalizaban unas 59.000tn., y cumpliendo su estricto código de honor, ni una sola víctima mortal entre sus presas.

Para despistar a sus enemigos, en caso de ser avistado, cambiaba el nombre por el de su gemelo el “Admiral Sheer”, e incluso alteraba sus superestructuras, añadiéndole otra chimenea, u otras argucias similares.

Teniendo a su buque de aprovisionamiento “Altmark” en las inmediaciones, su permanencia en el mar, podía ser casi ilimitada. Periódicamente trasladaba a éste, a los prisioneros de los buques apresados, que llegaron a ser más de 300, lo que hacía que la tripulación estuviera mucho más cómoda.

Sus actividades hacen que la flota británica, emprenda una compleja operación de búsqueda, movilizando ocho grupos de caza con un total de 22 buques de guerra, entre ellos 2 portaaviones 1 acorazado, 1 crucero de batalla, tres cruceros pesados y dos ligeros, siendo finalmente localizado en las inmediaciones del estuario del Río de la Plata por la división de cruceros formada por el pesado “Exeter” y los ligeros “Aquiles” y “Ayax”, el día 13 de diciembre.

En la madrugada del día 13, los vigías alemanes avistan 2 agujas en el horizonte, y poco después 4 más, los mástiles de tres buques, cuyos cascos aún no eran visibles. Pronto los cascos se elevaron lo suficiente para ser vistos. Uno de ellos, es identificado como el “Exeter”. Langsdorff supuso erróneamente, que los otros dos debían ser destructores de escolta, y se encaminó confiado hacia ellos preparado para la batalla.

Graff Spee 03Aunque el ”Graf Spee”, poseía la ventaja sobre sus adversarios de que el peso de su andanada era superior, tenía el inconveniente por contra, de que tendría que diversificar su tiro entre los tres buques. Si Langsdorff, al comprobar que se trataba de tres cruceros, hubiera mantenido las distancias, y hubiera aprovechado el mayor alcance de su artillería de grueso calibre y situado fuera del alcance de los británicos, posiblemente hubiera podido escapar y salvarse, e incluso poner fuera de combate a alguno de sus adversarios.

A las 6:16, el “Graf Spee” es localizado por el “Exeter”, que cuatro minutos después abre fuego a 17.000m., con su artillería de 203. Dos minutos más tarde contesta el alemán, y a las 6:23, su quinta salva, hace blanco. Una salva posterior, incendia el crucero, inutilizándole la torre B. Un proyectil del 280, impacta en su puente de mando, matando a casi toda la oficialidad presente, salvándose milagrosamente el Capitán del buque, F.S.Bell. Desde éste momento, el acorazado concentra su fuego sobre el “Exeter”, que a las 7:30 tiene que apartarse del combate con 61 muertos, 23 heridos y tres de sus cuatro torres inutilizadas. Con una escora de 10º a proa, éste abandona el combate siguiendo la línea de la costa para una reparación de urgencia, y posteriormente dirigirse a las Malvinas a reparar, tras enterrar en el mar a los muertos en combate.

El “Aquiles” y el “Ajax” tratan de proteger la retirada del “Exeter”, concentrando su fuego desde dos posiciones diferentes sobre el alemán , que tiene que repartir sus disparos entre los dos.

A las 7:40, es tocado el “Ayax” con un proyectil de grueso calibre que le inutiliza parcialmente dos torres y, éste y su compañero se distancian, mientras el alemán, en vez de perseguirlos, se dirige a Montevideo, seguido a distancia por los británicos. Ya muy cerca de tierra, a las 21:40 efectúa sus últimos disparos contra los británicos, mal dirigidos a causa de la oscuridad, entrando en aguas Uruguayas a las 23:00, fondeando después en Montevideo. Una vez allí, aprovecha para liberar a 61 oficiales mercantes cautivos, y hospitalizar a los 50 miembros con heridas más graves de su tripulación, mientras organizaba un funeral en tierra para sus muertos, funeral al que asistieron los oficiales británicos recientemente liberados.

Durante el combate, el “Graf Spee”, había recibido 20 impactos, y tenía 36 muertos y 60 heridos, con diversos daños, entre ellos los hidros destrozados y las cocinas inservibles, habiendo consumido las dos terceras partes de su munición.

La llegada del “Graf Spee” al puerto de Montivedeo, planteó un serio problema al gobierno de Uruguay. De hecho, la cuestión giraba en la Convención de La Haya, cuyo art. 12 establecía que un buque beligerante no podía estar en puerto neutral más de 24 horas, y el art. 17 que decía que si el buque estaba averiado, su permanencia podría prolongarse hasta haber realizado las reparaciones más urgentes.

Las presiones sobre el gobierno uruguayo por parte de Francia e Inglaterra por un lado, y Alemania por otro, sobre la aplicación de uno u otro artículo, fueron enormes. Finalmente, el gobierno uruguayo decidió que el buque alemán disponía de 72 horas para hacer las reparaciones más urgentes y hacerse a la mar. Mientras, los británicos habían hecho correr los rumores de que una fuerza naval considerable estaba esperándole a la salida.

Langsdorff, consideró la posibilidad de salir por la noche, amparado por la silueta del mercante alemán “Tacoma” y tratar de zafarse de los británicos, pero Hitler, informado de la cuestión, fue categórico. El “Graf Spee”, debía ser hundido por su dotación en aguas territoriales uruguayas, para evitar que cayera en manos británicas, y sus tripulantes trasladados a dos remolcadores ofrecidos por Argentina.

El 17 de diciembre, una hora antes de que expirase el plazo fijado, el “Graf Spee”, sale de puerto seguido por el “Tacoma”. A las 20:00, y ante una enorme multitud que asistía expectante al desenlace del drama, el buque alemán, se sitúa al borde del canal y echa anclas. Poco después el buque es sacudido por tres grandes explosiones, y salta por los aires. Los alemanes habían colocado torpedos sobre los depósitos de munición y los hicieron explotar. La tripulación, a bordo de los dos remolcadores argentinos, puso rumbo a Buenos Aires.

Tres días después, la embajada alemana en Argentina, comunicó que Langsdorff se había suicidado. El día anterior en una rueda de prensa, Langsdorff había comunicado a los periodistas.”nohay ninguna noticia esta noche, pero probablemente tendrán una muy grande por la mañana.”. Tras volver a su alojamiento, escribió una larga nota al embajador alemán que había llevado las negociaciones diplomáticas, se colocó la bandera de la Armada Imperial Alemana sobre los hombros y se pegó un tiro en la cabeza. En realidad, Langsdorff había querido inmolarse con su buque, pero Hitler no lo había permitido. Así terminó un episodio que despertó el interés de millones de personas de todo el mundo.

Maqueta construida a escala 1:200 en 1981, totalmente en pino macizo.